viernes, 12 de octubre de 2012

Hoy es un día gris en el que recuerdo...

... a todos aquellos que ya no están. 

Hoy es un día gris y no solo porque esté lloviendo.

Es gris porque estoy desolada y no puedo dejar de llorar, de llorar por todos los que he tenido que despedir en los últimos años.... familia, ya fuera de sangre o no. Familia siempre puesto que como tal les siento a todos, a los que me unieron y me unen, a pesar de su ausencia, unos lazos de amor sólidos y fuertes.

Hoy lloro abrazada en la distancia a "mi hermana" (no de sangre) por su dolor, por su tristeza, por su preocupación y rezo para que sea fuerte y animosa ante lo que deba lidiar los próximos días, semanas, meses.... Lloro por mi "familia" (que no de sangre) que me acogió como un miembro más de la suya y me hizo sentir muy querida y acompañada en mi soledad cuando los míos estuvieron en la distancia.

A ellos que me protegieron, me quisieron, me sostuvieron y me hicieron el día a día mucho más llevadero les quiero decir que les quiero, que fueron mi familia y lo serán, que les estoy eternamente agradecida y que siempre y lo repito, siempre, estarán en mi corazón, como parte fundamental de mi vida y mis recuerdos.

Y a mi "hermana", mi hermana de alma.... abrazarla muy fuerte en la distancia, tanto que lo sienta, para decirle que le quiero tanto tanto, siempre a mi lado, siempre conmigo.

Una parte de lo que soy.... ya sea grande o pequeña.... es como es gracias a ellos.

11/10/2012

Ayer escribí este texto.... con toda mi tristeza y mi rabia al saberme lejos, de no poder acompañar tal y como me gustaría. en silencio, en la sombra, pero "presente".... a la distancia mínima de alargar una mano y poder rozar y sentir otra mano. Es una entrada muy personal, quizás demasiado, pero supongo o empiezo a entender que necesito procesar mucho de mi vida a través de la escritura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada