viernes, 16 de diciembre de 2011

Las itis... de nuevo

Toc toc.

Virus: - Sí buenas, mire soy el virus del catarro y paseando yo por los alrededores me topé con Piratilla1, su hijo mayor. Me pareció simpático el chico y decidí autoinvitarme a su casa. Así que aquí me tiene felizmente instalado ya en su nariz, expandiéndome.

(Semana pasada: Piratilla 1, catarrazo de mil pares de narices, nunca mejor dicho, fiebre mocos y tos.
Esta semana. persiste en menor medida algún foco de tos y moco rebelde pero aislado).

Virus: - Esto, buenos días, que digo yo, que con lo bien que se vive en esta casa, que he pensado quedarme unos días más. Pero claro, necesito algún entretenimiento adicional y he pensado en explorar nuevas narices y nuevos cuerpos que haya por estos lares.

(Esta semana, el catatrazo de mil pares de narices lo tengo yo, afonía incluida, no tengo voz, nada; y el pobre Piratilla2 además de mocos se enfrenta a su otitis. Iba a escribir su primera otitis porque mucho me temo que si el talón de Aquiles del mayor es la laringitis, la del pequeño va a ser la otitis). Un día después de escribir esta entrada (hoy es sábado) me toca editar este párrafo porque el pobre piratilla2 se lleva de propina, una conjuntivitis. Ya tenemos pack.

Yo: - "Itis", miren ustedes... ¡váyanse ya!

Tengo que encontrarle la "relatividad" a la temporada alta de itis, que todavía nos queda hasta que la "prima Vera" regrese. De ahí el tono irónico-humorístico, o al menos "intento de" en esta entrada.

Aunque tengo que deciros que me angustia mucho verlos enfermos. Lo paso fatal por muy vanal que sea el "proceso vírico". Y no me vale que me digan que así se inmunizan, no me consuela ni un ápice.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada