martes, 26 de agosto de 2014

A veces me pregunto qué estoy haciendo con mi vida

A veces me pregunto qué estoy haciendo con mi vida y una voz infantil o dos a la vez me llaman.

A veces me pregunto qué estoy haciendo con mi vida y seguido se me ocurre hacer mermelada de ciruela disfrutando de los olores de mi cocina.

A veces me pregunto qué estoy haciendo con mi vida pero justo entonces, segundos después, me enfrasco en seguir aprendiendo aunque sea de manera autodidacta.

A veces me pregunto qué estoy haciendo con mi vida y al rato soy confidente y escucho sentada ante un maravilloso café.

A veces me pregunto qué estoy haciendo con mi vida mientras paseo en un escaso y precioso momento de soledad.

A veces me pregunto qué estoy haciendo con mi vida... y me pongo a escribir.

A veces me pregunto qué estoy haciendo con mi vida y pienso y pienso proyectos que me ilusionan.

A veces me pregunto qué estoy haciendo con mi vida y veo que mi vida es un rico mosaico compuesto de pequeñas piezas. Quizás insignificantes a primera vista,  pero que unidas de la manera adecuada con tiempo y paciencia conforman una hermosa imagen.

Mi vida está hecha de diminutos momentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada