lunes, 3 de febrero de 2014

Un nuevo tres de febrero, otro año más

Ya han pasado siete años desde que te fuiste, desde que oí tu última respiración y a veces parece que ha pasado un vida entera, mientras que otras más bien al contrario, da la sensación de que fue ayer.


Estás en mi mente y algo me dice que los sabes, de hecho algo me dice que sueles estar cerca, que vienes a vernos... sobre todo a los niños.. A diario hay algo que me recuerda a ti:

A veces una pregunta.

A veces un recuerdo.

A veces un gesto.

A veces una duda.

Muchas veces en mis sueños. ¿Será este tu modo de hablarme?


Siete años... de ausencia, de vacío, de espacios y conversaciones sin rellenar. De imposibles.

¡Qué engañoso es el tiempo!.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada