sábado, 28 de septiembre de 2013

Participando en "La noche de los investigadores" en el CENIEH

Cuando a  Piratilla 1 le preguntan que va a ser de mayor hay que esperar su respuesta porque suele ser una sorpresa de lo más variopinta. A los tres, cuatro años quería ser médico y a los cinco paleontólogo. Entre medias decidió ser vendedor y hace poco jubilado.

Si esa pregunta la contesto yo mentalmente... siempre respondo lo mismo: tiene alma y corazón de científico, de investigador. No sé si lo será, si acertaré pero de momento apunta maneras.

Ayer, de casualidad, descubrimos que cada año se realiza una iniciativa europea que se llama La noche de los investigadores. En Burgos se celebra en el CENIEH - Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana.

Parte del equipo humano que forma parte de este centro y con el que tuvimos el placer de adentrarnos en el mundo de la ciencia y de los científicos es el siguiente: CENIEH - La noche de los investigadores 2013.

El centro ofreció varios talleres, conferencias, un concurso de pintura, animación y una visita guiada a sus laboratorios.

¿Qué puedo deciros de la tarde que pasamos?

Fuimos los cuatro y disfrutamos los cuatro, incluso el pequeño a sus dos años y medio le sacó partido a las actividades. Mereció la pena. El mayor escuchó con atención y participó activamente de todas las actividades y talleres en los que entró. El pequeño de las actividades "de pintar".

No pudimos hacer la visita guiada, personalmente me quedé con pena pero espero repetir en los próximos años. Me quedé también con ganas de charlar más con los investigadores jóvenes que nos atendieron y tan bien nos trataron. Saber de donde venían, qué investigaban, qué sueños tenían, que les desesperaba.

Y por último quiero escribir mi pequeña arenga:

La ciencia es necesaria. Los investigadores son necesarios. La buena ciencia es fundamental, los buenos investigadores también. Invertir en ciencia, invertir en que esta generación joven que yo ví ayer se quede aquí es importante, es necesario, es lógico, es de recibo. 

Época de crisis, época de recortes, en sanidad, en educación, en ciencia, en investigación... Craso error. ¿Necesidad? no quiero creerlo... quizás deberíamos recortar en otros aspectos y no lo hacemos. O no lo  hacen.

Acercamos la ciencia a los niños de los que nacerán las siguientes generaciones de investigadores científicos. Les abrimos las puertas de un mundo fantástico para ¿luego cerrarselas cuando se hallen inmersos en ese camino?

Al CENIEH y a todos los miembros del centro que ayer participaron en la noche de los investigadores en Burgos GRACIAS.

Más:

Ciencia a pie de calle

Mas de medio millar de visitantes participan en la IV Noche de los Investigadores


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada